Ver los toros desde la barrera

Imagen

“¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo?” (Mateo, 7: 3)

(Voy a compartir una breve enseñanza que no por ser sencilla y redundante resulta menos necesaria).

Como bien sabéis, la salud financiera de nuestro país anda un tanto… delicada –por emplear un término amable-.

Así, asistimos, indignados a la par que atemorizados, al progresivo desmantelamiento de bienes sociales, sanitarios y educativos adquiridos tras incontables lides de generaciones precedentes.

La estocada, tras dispararse la prima de riesgo española a cotas estratosféricas, ha sido ese “rescate” europeo (o sea, fundamentalmente alemán) que no por esperado resulta menos doloroso.

Soslayando en lo posible toda apreciación o filiación política y tratando de centrarme en el anecdotario humano, señalaré que nuestro actual gobierno lo tiene muy bien merecido.

Durante los ocho años que estuvieron en la oposición no cejaron en su empeño de desacreditar a la anterior administración. Y no escatimaron en mofas, tergiversaciones e insultos, amparados y amplificados por un rancio y todopoderoso arsenal mediático.

Ellos, los españoles de verdad, tan competentes, duchos y sensatos; ellos, la solución a todos los dislates izquierdistas.  

Por fin llegó el anhelado triunfo: en los pasados comicios generales de noviembre obtuvieron una aplastante mayoría absoluta.

Hora, pues, de aplicar todas las medidas correctoras que tanto habían proclamado.

Ha transcurrido poco más de medio año… y el desarrollo de los acontecimientos no escapa a ningún ciudadano medianamente consciente.

¿Qué conclusiones podemos extraer?

Que los toros se ven muchísimo mejor desde la barrera.

No pretendo, pues, situarme por encima de nadie. El propósito de estas líneas es enfatizar cuán a menudo criticamos a los demás y nos creemos mejores que ellos. Emitimos severos juicios y valoraciones basados en un conocimiento superficial y sesgado de los hechos y desde la salvaguarda que nos proporciona quedar exentos de toda responsabilidad.

“Aquel de vosotros que esté libre de pecado, que arroje la primera piedra”. (Juan, 8: 7)

2 comentarios to “Ver los toros desde la barrera”

  1. Ricard Fernández i Valentí Says:

    Comparto todo lo que dices. La actual situación de crisis rompe el mito de que los gobiernos de derechas, económicamente lo hacen mejor que las izquierdas y que saben manejar más bien el dinero. Pues bien, este es el resultado obtenido.
    Un abrazo.

  2. Los que ahora están dirán -y dicen- que esto es a causa de la herencia recibida y que no pueden hacer más de lo que hacen.
    Para aquel que no quiere entender y asumir su responsabilidad siempre habrá excusas. Siempre.

    Un besito, ito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: