De humanos es errar

A menudo somos tremendamente intransigentes con nuestros errores y los de los demás.

Sin entrar a valorar nefastos modelos educativos y religiosos recibidos, señalaré la necesidad de ser más tolerantes con el error; más aún: debemos celebrar nuestros desaciertos, siempre y cuando no sean malintencionados o estúpidamente reincidentes.

Ciertamente, si fuésemos seres perfectos que nunca erran, no andaríamos por estos pagos cósmicos. Ningún ser humano, llámese como se llame, queda exento del error.

Por lo tanto, erremos cuanto sea necesario para, de este modo, poder aprender de nuestras fallas. ¿Cómo desarrollarnos si renunciamos a ello?

Las personas conscientemente exitosas aplican una singular y poderosa formulación: si quieres tener más éxito en cualquier área de tu vida, multiplica tu tasa de errores en dicha área.

No obstante, hemos de discernir, tal y como he apuntado antes, entre el error producto de la inexperiencia (el cual trae consigo un valioso aprendizaje) del reincidente, el cual, lejos de reportarnos rédito alguno, sólo mina nuestra autoconfianza y energía.

Se trata, por consiguiente, de errar lo más inteligentemente posible.

Otro aspecto importante a subrayar, el cual de por sí daría pie a un artículo entero, es la necesidad, PERENTORIA, de sustituir la culpa por la responsabilidad.

Ambos conceptos, radicalmente antitéticos, arrojan dividendos mentales y emocionales harto distintos.

Así, la culpa no presenta connotación positiva alguna. Sólo conlleva castigo y, por ende, dolor y autodestrucción. ¿Estamos dispuestos a renunciar a tan pesada carga?

La responsabilidad, en cambio, denota poder personal, libertad de acción. Así, llegado el caso, uno se responsabiliza de sus errores y, sin culpabilizarse por ellos, realiza las pertinentes correcciones (de no ser posible esto último, extrae serenamente el correspondiente aprendizaje con el sincero propósito de enmienda).

Me gustaría vivir en un mundo habitado por personas responsables en el que la culpa y la queja reiterativa y estéril quedasen completamente desterradas.

(Abrazos y feliz verano).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: