¿Por qué, José, por qué?

Diréis algunos de vosotros, y no sin razón, que las siguientes líneas carecen de todo rigor u objetividad, habida cuenta de mi declarada condición de aficionado al Fútbol Club Barcelona.

Voy a hablar brevemente de fútbol. Mas no os asustéis: lo haré de un modo transversal, ajustándome estrictamente a los márgenes del presente espacio.

Para ser más concretos, hablaré sobre el comportamiento dentro y fuera del rectángulo de juego (que no sobre sus aptitudes profesionales) del señor José Mourinho, entrenador del Real Madrid.

Así, el máximo responsable del banquillo madridista ejemplifica a la perfección un determinado perfil humano que, sea por el motivo que fuere (no pretendo juzgar a nadie; simplemente me limito a observar con la mayor ecuanimidad posible una conducta), se escuda permanentemente en lo externo para justificar sus propios errores y fracasos.

Dicho individuo no muestra el menor asomo de autocrítica. Jamás de los jamases. Todo resultado negativo, cuando no es debido a supuestos favores arbitrales al equipo rival, es por mera mala suerte o por el desacierto de sus jugadores.

El oponente –léase Barça- carece de todo mérito, distintivo o valor. Descartada queda toda posibilidad de una lícita superioridad deportiva del club azulgrana. Al portugués se la trae muy floja que toda la prensa mundial acreditada (incluso aquella que manifiesta una sonora vocación merengue: Marca, As…) se rinda al excelso juego de los pupilos de Pep Guardiola.

Recalcitrante maniqueísmo elevado a la máxima expresión.

Todos conocemos a personas así. Sujetos que enarbolan la bandera de la grosería, la queja recurrente y las malas maneras y que manifiestan una constante falta de respeto hacia el prójimo; sujetos que, a fuerza de coleccionar exabruptos y dislates, terminan por afear sus incuestionables talentos y capacidades; sujetos que, en definitiva, no asumen responsabilidad alguna sobre sus propias vidas.

Cito de memoria al siempre inspirador Raimon Samsó: “En la vida, una de dos, o tienes éxito o tienes excusas; pero no es posible tener ambas cosas”.

(Amén, Raimon).

3 comentarios to “¿Por qué, José, por qué?”

  1. Víctor Says:

    Me quedo con la cita de Raimon Samsó. Muy interesante.

  2. juan antonio peinado Says:

    CREO JORDI QUE CAES EN EL MANIQUEÍSMO TAN CARACTERÍSTICO DE LOS AFICIONADOS CULÉS Y EL AÑO PASADO TAMBIÉN DE JOSE MOURINHO. A LAS PRUEBAS ME REMITO: EN LA RUEDA DE PRENSA POSTERIOR A LA DERROTA ENCAJADA POR EL REAL MADRID CONTRA EL FUTBOL CLUB BARCELONA, MOURINHO ADMITIÓ QUE EL BARCELONA FUE SUPERIOR Y QUE NO QUERÍA ESCUDARSE EN FACTORES AJENOS A LO ESTRICTAMENTE DEPORTIVO, PARA DESMERECER EL TRIUNFO CULÉ. EVIDENTEMENTE ESTE COMENTARIO TUYO ES ANTERIOR Y NO SE CIÑE A LA CONDUCTA DE JOSE ESTE AÑO. NO OLVIDES QUE DESEO UNa PRONTA RECUPERACIÓN A TITO VILANOVA Y QUE AYER SIN IR MÁS LEJOS RECONOCIÓ QUE EL MADRID EN OTRA LIGA SIN RIVALES DE LA ENJUNDIA DEL BARCELONA, SERÍA DIGNO CAMPEÓN. UN ABRAZO: JUAN ANTONIO

  3. Ante todo, gracias por tu participación, querido amigo. Como bien señalas, cada cual interpreta los acontecimientos de acuerdo con sus filias, fobias y conveniencias. Sin embargo, existen determinados factores objetivos a considerar. ¿A qué pruebas te remites? En la rueda de prensa posterior a dicho partido, el ínclito José Mourinho afirmó que la suerte había sido el factor diferencial en la victoria del Barça. En momento alguno reconoció la manifiesta superioridad futbolística del equipo rival (evidenciada, sin ir más lejos, por panfletos merengues tales que Marca y As). El saludo a Vilanova (¡Dios, le metió el dedo en un ojo!) me parece, simplemente, una mera escenificación televisiva de cara a “lavar” su deplorable imagen extradeportiva. Así, el supuesto cambio conductual del entrenador portugués se me antoja una soberana impostación. Otra más. Lamento ser tan crítico con alguien; mas creo, con toda honestidad, que el susodicho ha causado severos daños al deporte español. Sea como fuere, si tú, moderado madridista y mejor amigo, crees que este individuo es un digno representante del club blanco y un modelo humano a valorar positivamente, respeto tu criterio.

    Un gran abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: