Archivo para septiembre, 2011

Geshe Tenzin Topden en Barcelona

Posted in Uncategorized on 24/09/2011 by Jordi Marí

Veréis. El pasado fin de semana tuve el privilegio de poder asistir a un seminario impartido por Geshe Tenzin Topden en la Casa del Tíbet de Barcelona. Tales enseñanzas trataron sobre el poder de la compasión y la paciencia en la vida humana.

Comparto a continuación algunos de los apuntes que tomé durante el transcurso de la exposición de Tenzin Topden. He tratado de estructurarlos sintácticamente lo mejor posible, habida cuenta de la voluntariosa pero harto deficiente labor del traductor, puesto que el ponente no hablaba castellano:

– Sentir compasión sólo hacia nuestros padres y seres queridos, no es ser completamente compasivo.

– El principio fundamental de la compasión es pensar en el bienestar colectivo.

– Ser consciente de la propia impermanencia (antes o después moriremos), la de los demás y la de los fenómenos (estados o situaciones que acontecen), reduce significativamente el sufrimiento. Reflexionemos al respecto.

– Asimismo, hemos de tener presente que el sufrimiento forma parte de la naturaleza humana.

– Seamos compasivos con quienes nos obstaculizan u ofenden.

– El odio y el enfado, amén de desequilibrarnos a nosotros, desequilibran nuestro entorno.

– En general, los seres humanos practicamos lo opuesto a la compasión: codicia, insolidaridad, odio, egoísmo, etc.

– La falta de amor y compasión hacia el prójimo es una permanente fuente de conflictos.

– Toda acción positiva genera beneficios.

– Debemos despersonalizar las acciones negativas de los demás, es decir, separar al sujeto de la acción.

– Las emociones perturbadoras no forman parte de la naturaleza esencial humana.

– Si no somos capaces de apreciar el sufrimiento ajeno, no sabemos qué es el sufrimiento.

– Básicamente, distinguimos 4 tipos de sufrimiento:

1) Sufrimiento del cambio (basado en la impermanencia).
2) Sufrimiento de gestación (fundamentado en la ignorancia).
3) Sufrimiento de desnivel (generado por un cambio de estatus o situación).
4) Sufrimiento por soledad.

– Los estados negativos (apego, codicia, orgullo, odio…) son meras creaciones del ego; no son reales, son ficciones mentales.

– Existe un antídoto para cada clase de sufrimiento humano.

– Consideremos el sufrimiento ajeno. Ello amplía nuestras miras y diluye los comportamientos egóicos.

– Muchos de nosotros estamos constantemente centrados en el sufrimiento y la dificultad. Dicho enfoque no puede conllevar nada beneficioso o positivo.

– El deseo es una mera creación subjetiva. Así, debemos analizar objetivamente qué pros y contras presenta nuestro objeto de deseo.

– Si somos capaces de percibir mentalmente al enemigo como a un igual, reduciremos notablemente nuestro enojo hacia él.

-Responder agresivamente a una ofensa recibida no aligera en absoluto la misma.

– El enfado causa pérdida de la tranquilidad, del control y de la precisión.

– Si reflexionamos detenidamente, apreciaremos que la persona que nos hace enfadar es igual que nosotros: busca su felicidad y no se ha liberado de sus emociones negativas.

– El orgullo nos cierra las puertas a nuevos aprendizajes; su antídoto es ser consciente del gran número de cosas que ignoramos.

– Orgullo equivale antes o después a sufrimiento y soledad.

– Antes de juzgar a alguien o algo, debemos observar detenidamente la realidad de tal persona o situación.

– La tristeza ante el padecimiento ajeno ha de inducirnos a actuar. Mas no debemos apegarnos a ella, lo cual nos paraliza e imposibilita que podamos ayudar a las personas que sufren.

– Comprender que las acciones negativas ajenas nacen del ego y la ignorancia, suaviza el efecto de las mismas en nosotros.

– Cultivar la compasión en nuestro trabajo (vocación de servicio) nos hace sentir indeciblemente mejor, cualesquiera que sea el trabajo que realicemos.

– Una mente que no reflexiona sobre la posibilidad de una muerte inmediata, es una mente ignorante.

– Aprovechemos la oportunidad: nuestras acciones en tiempo presente crean nuestro futuro.

– No disponemos de demasiado tiempo. ¿Qué sentido tiene, pues, andar discutiendo y peleando?

– Muchos sufrimientos proceden de un desconocimiento sobre qué es o no correcto.

– Disciplinemos cuerpo, habla y mente:

1) Cuerpo: no matar, no robar, evitar conductas sexuales dañinas.
2) Habla: no generar malestar o desavenencia, no insultar o calumniar (cuidar la motivación y el lenguaje), evitar la charlatanería, el hablar por hablar y los cotilleos.
3) Mente: no codiciar, no obrar con mala voluntad, no adoptar puntos de vista erróneos (ignorancia).

– Centrémonos en todo aquello que nos resulte beneficioso o ventajoso y descartemos, por más que nos cueste, todo aquello que nos hace sufrir.

-Distinguimos 4 principios básicos para la práctica meditativa:

1) Motivación. Esfuerzo.
2) Consciencia de los beneficios obtenidos de la práctica.
3) Seguimiento escrupuloso de los pasos y pautas establecidos por el maestro.
4) Concentración máxima en el foco meditativo escogido.

(Espero que estas enseñanzas hayan sido de vuestra utilidad. Hasta pronto, guapísimos).

Anuncios

No lo sé

Posted in Uncategorized on 13/09/2011 by Jordi Marí

Días atrás conversaba con una amiga sobre la conveniencia de decir: “No lo sé”.

En ocasiones tales palabras nos liberan, aligeran nuestro caminar, nos ayudan a sincerarnos con nosotros mismos y con los demás.

Seamos, pues, sinceros. De serlo mínimamente, constataremos que, en realidad, pocas certezas nos acompañan. Muchísimas menos de las que quisiéramos.

Ocurre, sin embargo, que nuestra sociedad nos insta constantemente a pronunciarnos, a tomar partido por una opción determinada, en detrimento de todas las restantes: “Decídase usted de una vez; o blanco o negro, deje de andarse con medias tintas”.

La realidad humana, no obstante, es bastante más compleja.

No tenemos todas las respuestas. Ni por asomo.

Por lo que a mí respecta –y no creo representar la excepción-, a medida que evoluciono como ser humano, más “No lo sé” acuden a mi encuentro.

Al respecto, mi amiga me comentaba que Su Santidad el Dalai Lama, al ser objeto de una pregunta cuya respuesta ignora, adorna sus “No lo sé” con una enorme sonrisa, cuando no una sonora carcajada.

A menudo un “No lo sé” es sinónimo de sabiduría.

Con toda franqueza: las personas que nunca dudan y que tienen respuestas para todo me aterran.

Raimon Samsó: hacedor de sueños

Posted in Uncategorized on 10/09/2011 by Jordi Marí

Supe por vez primera de Raimon Samsó hace unos años por mediación del programa de Catalunya Ràdio L’ofici de viure. Dicho espacio radiofónico, focalizado en el desarrollo personal, cuenta con un nutrido y heterogéneo elenco de colaboradores, entre los cuales figura el propio Raimon.

Ya desde un buen principio, Samsó, coach, conferenciante y escritor de profesión y economista de formación, llamó poderosamente mi atención con su expresión clara, directa y sintética; una expresión, por otra parte, no exenta de rigor y minuciosidad. Empero, no fueron sus notables dotes comunicativas el diferenciador principal, sino elementos harto más sutiles e intangibles que trascienden lo meramente verbal.

Ardua tarea para mí, pues, “vestir” sensaciones y emociones con palabras.

Hoy, mediado largo tiempo desde aquel primer día en el que escuché a Raimon a través de las ondas, soy capaz de entender que él no le estaba hablando a mi intelecto, ni siquiera -mis disculpas por recurrir a tan manido término- a mi corazón. Le hablaba a mis deseos incumplidos, a mis maltrechas ilusiones, a mis frustrados anhelos…

Su alentadora voz me susurró entre líneas un “Todo cuanto te propongas es posible” que caló hondamente en mí.

Posteriormente me interesé por sus libros y leí Taller de prosperidad (2000), Cita en la cima: el método de los deseos cumplidos (2007), El código del dinero: Conquista tu libertad financiera (2009) y ¡Adelanta tu jubilación! Retírate con Libertad Financiera (2011). Y constaté que su escritura no difiere en absoluto de su habla: todas ellas son obras amenas a la par que exhaustivas, las cuales preservan íntegramente la esencia oral de su autor.

Un tercer paso me llevó directamente a su centro, Área Interior, donde tuve la oportunidad de conocerle personalmente y realizar algunos de sus cursos. Diré con toda franqueza que, si bien nuestra interacción resultó cordial y enriquecedora en lo humano, poco sumó a nivel formativo, pues tal es el grado de pormenorización de sus textos, que resulta imposible sintetizarlos en una charla de apenas si un par de horas de duración.

Llegados aquí comentaré que Raimon Samsó acaba de publicar un excelente libro en formato ebook (1) que lleva por título Coaching para milagros.

Asimismo diré que Raimon ha tenido a bien hacerme llegar un ejemplar del mismo, pidiéndome a cambio una reseña en este blog. Él ignora, no obstante, que yo ya disponía del libro, habida cuenta de que lo adquirí el pasado día 2 de septiembre, minutos después de ponerse a la venta. Así son las cosas.

No soy yo, por consiguiente, la persona más adecuada para enjuiciar Coaching para milagros. En mi calidad de rendido entusiasta del trabajo de Raimon Samsó, toda tentativa de objetividad o mínima disensión resultaría titubeante, sino ridícula.

Soy del todo incapaz, pues, de hacer otra cosa que dar mi más calurosa bienvenida a una propuesta que resultará de suma utilidad a todos aquellos que quieren ganarse dignamente la vida ayudando a las personas (coaches, psicólogos, terapeutas, sanadores…), habiendo obtenido resultados insatisfactorios hasta la fecha.

Coaching para milagros está estructurado en dos partes muy bien diferenciadas: la primera de ambas se localiza en lo exterior; la segunda, en cambio, lo hace en lo interior. Expliquémoslo.

En el primer segmento del ebook, de todo punto práctico, el autor realiza una detallada exposición sobre estrategias de promoción y venta, las cuales van desde el fomento del consabido -y a menudo desdeñado- “boca a boca” hasta la utilización de las nuevas herramientas tecnológicas (videomarketing, redes sociales, servicios online, etc.). La información proporcionada es del todo exhaustiva y valiosa. Asimismo, encontramos otros apartados en los que, con semejante rigor, se abordan la figura del cliente “ideal”, actitudes profesionales a cultivar y errores comunes a evitar. Todo ello reforzado por numerosas preguntas de coaching que profundizan en el autoconocimiento y en la definición de objetivos.

La segunda parte de Coaching para milagros es, simple y llanamente, una soberana lección de coaching moderno. Partiendo del seminal Un curso de milagros, Samsó traslada algunos de los postulados del mismo al ámbito de la interactuación con el cliente/paciente, en pos de un proceso terapéutico centrado en el crecimiento de la persona, y no en la simple materialización de objetivos.

En estos capítulos hallamos, con toda seguridad, el material de mayor densidad conceptual escrito nunca por el autor. Tales son su complejidad y riqueza, que demandan diversas lecturas, no tanto por la asimilación intelectual de los contenidos, sino por su integración emocional. A título personal destacaré el revolucionario concepto de la disolución -que no solución- de lo que comúnmente damos en llamar “problemas”.

Coaching para milagros es, en suma, una obra de lo más recomendable para todos aquellos profesionales de la ayuda sentida y con sentido a las personas. Una fiable brújula logística y espiritual hacia la excelencia de ambos, cliente y terapeuta.

Cabe destacar en última instancia el irrisorio precio de la obra (no llega a los 6 euros). Creedme si os digo que, hablando en términos estrictamente económicos, la misma vale muchísimo más.

Os adjunto con todo gusto un enlace de compra, dejando muy claro que no tengo participación alguna en la venta del producto:

http://www.areainterior.net/epages/61798480.sf/es_ES/?ObjectPath=/Shops/61798480/Products/0031

(1) El libro se ofrece únicamente en dicho formato.

PS: Raimon tampoco sabe que hubiese escrito gratis estas líneas, pues de algún modo me sentía en deuda con él.

Limpieza energética de la columna vertebral

Posted in Uncategorized on 03/09/2011 by Jordi Marí

Hola de nuevo, meditadores. Hoy conoceremos un método japonés que sirve, a la par, como práctica meditativa y como técnica de limpieza energética.

Dicha aplicación se focaliza en la columna vertebral, estructura susceptible de ser depositaria de energías negativas de toda índole. Así, un punto particularmente sensible -tomando la palabra de Víctor Manuel Fernández Casanova, pionero de la protección energética en nuestro país- es “la zona de la 7ª vértebra cervical, pues a través de ese punto, las energías de bajo nivel entran y se alojan en el interior de la columna, contaminando la médula espinal y con ella todo el Sistema Nervioso Central” (1).

Veamos a continuación una sencilla versión del Sekizui joka ibuki-ho (método de limpieza de la columna vertebral):

– Nos situamos de pie o sentados, prestando especial atención a la espalda, la cual debe permanecer lo más erguida posible -que no tensa- en todo momento.
– Tomamos aire lentamente por la nariz hasta llenar el abdomen; al mismo tiempo imaginamos que un haz de luz de color violeta penetra en nosotros a través de la coronilla, coloreando así la totalidad de la columna vertebral; finalizamos el recorrido en la rabadilla.
– Retenemos durante unos segundos el aire inhalado, imaginando que la luz violeta se torna en una vigorosa llama de dicho color que depura todo elemento negativo alojado en la columna y en la médula espinal.
-Durante la exhalación podemos optar por cualquiera de las dos siguientes pautas (o bien alternarlas sucesivamente):

1) Exhalamos pausadamente a través de la nariz al tiempo que imaginamos que la luz violeta se expande desde la columna vertebral, rebasando los límites de nuestro cuerpo.

2) Expulsamos el aire por la boca sonoramente (pronunciamos el sonido del corazón: “haaaaaaaa”), visualizándolo como una bocanada de aire negro que se diluye paulatinamente en el ambiente.

La práctica que acabamos de ver combina la respiración con la creación de imágenes mentales, lo cual hace de ella una herramienta de lo más valiosa y eficaz.

(Hasta pronto, amigos).

(1) Técnicas de protección energética (Ediciones Índigo).