Coleccionistas

Somos coleccionistas de información. En pos de un supuesto conocimiento, leemos un libro tras otro y asistimos a incontables cursos en los que al finalizar –cómo no- nos hacen entrega del certificado o el diploma de turno. Sin ir más lejos, en este mismo espacio he venido compilando numerosas técnicas meditativas y similares.

Todo ello, de entrada, está muy bien. Mas en realidad de poco nos sirve si no interiorizamos lo aprendido. Agua de borrajas; mero conocimiento apriorístico, que no verdadero aprendizaje.

Más allá de lucrativos negocios disfrazados de procesos formativos, no se trata, pues, de acumular datos sin ton ni son, sino más bien de experimentar, asimilar, valorar, saborear, reflexionar, cuestionar… En una palabra: VIVIR.

Centrados en el ámbito espiritual, unas pocas técnicas regularmente aplicadas durante años pueden llevarnos muy lejos. No hace falta complicarse: observar con toda atención nuestra respiración o nuestros pensamientos por unos instantes son enseñanzas meditativas de primer orden.

A menos que trascendamos lo meramente intelectual, no alcanzaremos nuestra genuina condición humana. Así, existen personas que atesoran un apabullante bagaje educativo y que, no obstante, viven permanentemente desconectadas de su cuerpo y sus emociones.

(Hasta pronto, bellezones).

3 comentarios to “Coleccionistas”

  1. Ya sé que con lo de “bellezones” te refieres fundamentalmente a mí.
    Bueno, razón llevas, sí.
    Esto que denuncias viene a ocurrir en casi todos los ámbitos. Soy esto, tengo lo otro, he asistido a este curso, llevo esta marca, pero “soy un zoquete”.

    La titulitis es el mal de nuestros días. Si no tienes el título, no sabes.

    El título sirve maravillosamente para llevarlo tatuado en la frente y con eso YA ERES.

    ¿Qué le vamos a hacer?

    Así semos, cosa que no quita para abrir un poco los ojos de vez en cuando.

    Saludos, udos.

    No hace falta que me contestes. Lo dicho es obvio y casi sobra.

  2. Irene Says:

    Disculpa Víctor, es por mí (: jajajaja

    Coleccionistas de títulos, de viajes, de miedos, de sueños…y eso es lo que provoca la desconexión de cuerpo, sentimiento y alma.

    Un abrazo por el despertar del ser humano y por la esperanza (:

    Un beso para mis chicos, que son como una flor por la mañana.

    Irene

  3. Por descontado, Víctor, que la coda iba dedicada a ti. Aunque también a Irene, quien como pocas mujeres equilibra belleza externa e interna.

    Un abrazo a ambos con toda gratitud por vuestra asiduidad para con este blog.

    (El sol baña Barcelona; conozco el camino; no tengo excusas para no sonreír).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: