Mejoremos el mundo

Hay dos maneras de mejorar el mundo: 1) Confrontarse con lo erróneo o maligno de la sociedad, a fin de eliminarlo. 2) Centrarse exclusivamente en la mejora personal, lo cual, indefectiblemente, termina redundando en el beneficio colectivo. Veamos ambas someramente.

La primera, enfocada hacia lo externo, se fundamenta en acciones tales que:

– Difundir información sobre las perversiones e injusticias del sistema, con objeto de concienciar a la población.
– Fomentar el boicoteo a determinadas empresas o entidades, por considerarlas dañinas.
– Instigar a la ciudadanía a manifestarse en contra de todo abuso de poder o atropello.
– Generar estados de insumisión o rebelión.

Tan combativa actitud podría sintetizarse bajo este enunciado: ¿Qué elementos nocivos deben ser erradicados o minimizados por el bien común?

En la segunda, en cambio, se soslaya en lo posible lo externo para focalizarse en uno mismo. No se busca, pues, un enfrentamiento directo con nada ni nadie (una persona, un grupo, un gobierno, un orden financiero…); la batalla se libra en el propio interior; el enemigo a derrotar cobra las formas del ego y de la toxicidad personal. Asimismo, se evita mayormente todo juicio o valoración moral, habida cuenta de los numerosos elementos causales que pueden llevar a alguien a acometer acciones perniciosas. El foco se halla siempre en lo individual, por más que dicha actitud pueda suscitar conductas miméticas o, incluso, el aplauso general.

Podríamos formular semejante posicionamiento así: ¿En qué puedo mejorar para, en consecuencia, poder mejorar el mundo? En voz de Mahatma Gandhi: “Debemos ser el cambio que queremos ver en el mundo”.

Ambas posiciones pueden producir notables mejoras sociales. Mas, hablando en términos generales, me decanto decididamente por la segunda, pues a mi entender la primera conlleva un considerable desgaste: al centrar la atención en algo dañoso con el loable fin de eliminarlo, se crea una involuntaria retroalimentación negativa. En palabras más llanas: no es posible sumergirse en un barrizal sin ponerse perdido.

Madre Teresa de Calcuta ilustró lo anterior de manera inmejorable al afirmar que, en vez de manifestarse en contra de las guerras, prefería pronunciarse a favor de la paz. Su atención no estaba puesta en algo negativo (la guerra), sino en lo positivo (la paz). Sutil y definitiva diferencia.

(Hasta otra, majetes).

3 comentarios to “Mejoremos el mundo”

  1. Hoy hablaba con algunos compañeros de trabajo acerca de esto y te aseguro que de 9, sólo 1 lo creía conveniente. Estamos todos imbuídos de una especie de asquerosismo crónico (como dice Joan Melé) que nos impide actuar. ¿Para qué voy a educar a mis hijos en estos valores? ¿Para que se alejen de la corriente social y se sientan discriminados?
    Esas han sido las preguntas-respuesta que me han ofrecido, aparte de hacerme ver que no soy yo quien para opinar acerca de los hijos cuando yo no los tengo.

    Terrible a la vez que desconsolador.

    ¿Cómo puedo librarme de la impotencia y el sentimiento de malestar que me generan estas contestaciones, Jordi?

  2. Irene Says:

    No hay más ciego, que el que no quiere ver, un abrazo chicos.

  3. juan antonio peinado Says:

    La revolución empieza por uno mismo. No se puede cambiar la sociedad, si no lo hacemos a la par nosotros. Sin embargo dosis de rebeldía e inconformismo o, si me apuráis, de protesta vienen que ni pintadas para destruir o aniquilar elementos perniciosos de la sociedad actual. No obstante creo que la casa hay que empezarla por los pilares y las actitudes constructivas tienden más puentes en favor de la armonía que mil revoluciones sangrientas. El fin no justifica los medios. La revolución individual da más frutos que las revoluciones bañadas de sangre…Pero a veces se colma la paciencia y estalla el volcán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: