Proyección en acción


He aquí una aplicación que, si bien a priori puede parecer ridícula, en la práctica nos brinda excelentes resultados.

La propuesta es sencilla: cada vez que te encuentres ante una situación difícil o delicada (digamos, la presencia de un individuo conflictivo, un episodio estresante o intimidatorio, un entorno hostil…) piensa en una persona que admires sobremanera (acaso por la paz que te inspira, su seguridad, su bondad, su capacidad comunicativa, su sentido del humor, su entusiasmo, etc.). Alguien a quien conoces o no personalmente (caben, incluso, personajes fallecidos o de ficción, siempre y cuando sean para ti un completo referente). A continuación, pregúntate: “¿Qué haría tal persona bajo esta misma circunstancia? ¿Qué no haría? ¿Cómo obraría? ¿Qué palabras, tono de voz y gestos emplearía?”.

Dicha proyección, contrariamente a hacernos parecer vulgares clones de alguien, nos pone inmediatamente en contacto con algunas de nuestras cualidades más esenciales, las cuales se hallan parcialmente desarrolladas, latentes o inhibidas. Así, entrevemos durante unos instantes toda nuestra potencialidad y pureza, trascendiendo los miedos e inseguridades que obstaculizan la compleción.

4 comentarios to “Proyección en acción”

  1. Bufff, esto a mí me va a costar una barbaridad, Jordi.
    A mí siempre me viene a la cabeza Clint Eastwood. De verdad.

    Saluditos-itos.

  2. Alégrame el día. ¡Ja, ja, ja!

  3. Irene Says:

    Según la situación y el estado de ánimo, puedo reaccionar de una manera u otra, por norma, respiro e intento calmar al bisonte que tengo delante, si me siento amenzada pienso en Milla Jovovich “Resident Evil” y en mi mente la imagen de la reacción ja ja ja, luego pienso, no merece la pena, le daría una torta a lo Bud Spencer, visualizo la imagen y ya tengo una sonrisilla, entonces es cuando me acuerdo de Bruce Lee…sé agua, amigo (:

    Pero es complicado, según lo que te encuentres.

    Un beso

    • Ciertamente, puede llegar a ser complicado. Una reflexión constructiva a realizar es: cuanto más complicada es una situación, mayor potencialidad de aprendizaje nos ofrece. Mas ello, claro está, es muy fácil de decir y no tanto de hacer.
      (Un abrazo bien majo tras los cristales de una tarde lluviosa).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: