Poderosa gratitud

“Una vez que se entiende el sentimiento de gratitud y se le permite penetrar hondo en el ser, se empieza a sentir gratitud por todo. Y cuanto más agradecidos seáis, menos os quejaréis y gruñiréis.

Cuando desaparecen las quejas, también desaparece la desdicha, ya que esta existe con la queja. Está enganchada a las quejas y a la mente propensa a quejarse. Es imposible que exista con la gratitud. De manera que este es uno de los principales secretos que hay que aprender.”

                                                                                               Osho

Con el paso de los años he ido acrecentando mi cuota de gratitud. Tan agradecido me he vuelto –ya disculparéis mi presunción-, que en ocasiones algunas personas me lo han llegado a recriminar cariñosamente: “No es necesario que me des tanto las gracias”.

Me van a permitir tales individuos la discrepancia, habida cuenta del incuestionable poder que atesora la práctica de la gratitud. Bien mirado, ¿qué nos hace presuponer que todo aquello de cuanto disponemos –sean bienes, productos, relaciones, condiciones vitales, etc.- nos es obligatoriamente debido? ¿Qué nos induce a creer que los demás han de proceder de una manera determinada con nosotros o que los acontecimientos, forzosamente, deben tomar un curso concreto? A menudo damos por sentadas cosas que, a poco que nos detengamos a considerarlas, advertiremos que se nos escapan por completo.

Harto más productivo, pues, sería aplicarnos en la construcción de situaciones que nos resulten a todos favorables. Ello, lógicamente, no garantiza resultado alguno, pero maximiza considerablemente el índice de probabilidades.

A tenor de lo anterior, uno de los elementos más sencillos amén de poderosos que podemos incorporar en nuestra cotidianidad es la práctica de la gratitud. Ésta nos beneficiará en dos aspectos: 1) nos ayudará a valorar todo aquello que tenemos (que en Occidente, salvo lamentables excepciones, acostumbra a ser demasiado en lo material). 2) Crearemos una vibración emocional positiva que fomentará nuevos acontecimientos gratos (recordemos que aquello en lo que nos focalizamos crece exponencialmente). El agradecimiento nos reporta fortaleza, paz y equilibrio; la queja sistemática y la ambición desmedida, por contra, debilitan nuestro sistema inmunológico y generan respuestas negativas. Al fin y al cabo… ¡cuán fácil es codiciar y andar quejándose de todo!

Sin ánimo alguno de exhaustividad ni orden específico, he a continuación mi personal lista de agradecimientos:

–      Mi estado de salud.

–      El regalo de los sentidos.

–      El amor de Dios, familia y amigos.

–      Los alimentos que ingiero.

–      Mi situación económica (a día y hora de hoy puedo costearme cuanto necesito).

–      Mi puesto de trabajo.

–      Disfrutar de tiempo libre.

–      Poder recibir, practicar y difundir enseñanzas espirituales.

–      Mi ducha diaria.

–      Sexo.

–      Viajar.

–      Pasear y montar en bici.

–      Vivir en una ciudad preciosa que atesora una vasta oferta cultural.

–      Toda la tecnología que se halla a mi alcance.

–      Determinadas personas que me ayudan a practicar la paciencia y la generosidad.

–      Ver jugar a mi Barça.

2 comentarios to “Poderosa gratitud”

  1. Víctor Says:

    Por mi parte te agradezco que sigas promoviendo buenos hábitos mentales que sin duda nos beneficiarán a todos.

    Un saludo afectuoso, Jordi.

  2. Por mi parte, Víctor, agradezco tu fidelidad a este espacio. Gracias. Mil veces. Un millón. Un billón. Un trillón. Mejor dicho… ¡¡MILLONES DE BILLONES DE TRILLONES DE GRACIAS!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: