Pautas básicas

Llegados aquí, hemos visto algunas técnicas básicas de meditación. Antes de retomar nuestra andadura con nuevas propuestas, quisiera, aún a riesgo de parecer dogmático, establecer unas pocas directrices, a fin de obtener el mayor beneficio posible de las prácticas.

Actitud

De todo punto fundamental resulta encarar la disciplina meditativa con la actitud adecuada. Una actitud enraizada en un profundo respeto por unas herramientas de autoconocimiento y desarrollo espiritual ancestrales, cuyo beneficio en la salud física (debidamente documentado por la comunidad científica) repercute, entre otros, en la regularización de los niveles de estrés y ansiedad, el fortalecimiento del sistema inmunitario y la disminución de la presión arterial en cuadros de hipertensión (1).

Constancia

Por más que alberguemos la mejor actitud posible, bien poco obtendremos de la meditación de no practicar asiduamente. 10 minutos diarios de práctica resultan mucho más aconsejables que, de uvas a brevas, grandes espacios de tiempo. Tratemos de ser regulares, pues.

Espacio

Aunque es perfectamente posible meditar en cualquier entorno, contar con un espacio propio facilita enormemente la empresa. Un lugar ordenado y silencioso en el que podamos ejercitarnos sin ser interrumpidos.

Postura corporal

No me cansaré de hacer hincapié en ello (2). Atendamos, sobre todo, a la necesidad de mantener la espalda recta durante la práctica, evitando toda tensión o relajación corporal excesiva. 

(1)          Recomiendo encarecidamente a quienes deseen ahondar al respecto, así como contar con una inmejorable guía de técnicas meditativas, la lectura de El arte de la meditación (Ediciones Urano), de Matthieu Ricard.   

(2)          A fin de no duplicar pautas ya dadas, remito al lector a la entrada que publiqué el pasado día 21 de octubre, asimismo titulada ¡Tómate un respiro!

3 comentarios to “Pautas básicas”

  1. Ricard Matthieu. El que dicen es el hombre más feliz del mundo, sí señor. Busqué durante un tiempo conferencias suyas en español, pero no hallé ninguna. Mi inglés no es muy fluido que digamos, aunque algo entendí…

    No soy practicante de estas técnicas, pues no tengo paciencia ni apetencia para ello, pero reconozco que tienen que ser verdaderamente beneficiosas.
    No obstante, entrar a leer aquí tus consejos es ya para mí un momento de tranquilidad y paz.

    Saludos, Jordi.

  2. Mil gracias por tus amables palabras, Víctor. Todos somos, al tiempo, maestros y alumnos. Lo más importante (a la par que difícil) radica en adoptar una actitud vital abierta y humilde, siendo perfectamente conscientes, además, de que todas las personas (por más incapaces o malvadas que puedan parecer) tienen cosas positivas que enseñarnos (o, en su defecto, cosas que nosotros podemos positivizar).

    En efecto: apenas si he encontrado videos en castellano de Matthieu Ricard. Empero, te adjunto uno (disfrútalo):

    Un abrazo.

  3. Muchas gracias, Jordi.
    Por fin he podido verlo subtitulado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: