¡Tómate un respiro!

Siéntate en una silla. Trata de relajarte: cierra los ojos y, durante unos instantes, siente el peso de tu cuerpo sobre el asiento. Mantén la espalda recta (columna vertebral y nuca estiradas, evitando toda tensión excesiva; barbilla entrada). Asimismo, la boca debe permanecer cerrada, al tiempo que la lengua se halla en contacto con el paladar superior, tocando la punta de la misma la parte interna de la dentadura. Hecho esto, expande la caja torácica, eliminando cualquier signo de rigidez. Seguidamente, separa las piernas unos 35 centímetros y desplázalas ligeramente hacia atrás, formando un ángulo de 75-80º en relación a los muslos. Simultáneamente, las plantas de los pies deben reposar por completo en el piso, cómodamente. (Todo ello facilita el citado estiramiento de la columna vertebral). Finalmente, descansa las palmas de las manos sobre las rodillas. 

Adoptaremos dicha posición durante la realización de las prácticas meditativas-respiratorias siguientes. Tales aplicaciones, sencillas pero harto eficaces, tienen por objeto un drástico aumento de nuestra capacidad de concentración y del nivel energético, así como ayudarnos a gestionar debidamente las situaciones estresantes que, antes o después, nos acaecen cotidianamente. De la realización diaria de las mismas devendrá un acentuado estado de presencia y de relajación que, con toda seguridad, redundará en nuestra calidad de vida. 

Práctica nº 1

Tomamos aire lentamente a través de las vías nasales. A continuación, realizamos una pausa, reteniendo el aire inspirado. Seguidamente, expulsamos por completo el aire acumulado, poco a poco, nuevamente por la nariz. Toda nuestra atención debe estar focalizada en los orificios nasales, prestando suma atención a la entrada de aire y a la consiguiente salida del mismo (a resultas de practicar, seremos perfectamente capaces de percibir el tacto interno de dicha acción respiratoria y de distinguir, asimismo, la sustancial variación de temperatura de la misma (más fría en la inhalación que en la expiración). Repetimos dicho proceso durante 5-10 minutos. 

(Cabe señalar, por otra parte, que si bien tal práctica es de fácil ejecución, resulta bastante más complicado, en cambio, fijar la atención en ésta por un espacio prolongado de tiempo: a menudo nos sorprenderemos respirando mecánicamente, absortos en nuestros pensamientos… No pasa nada; nadie nace enseñado. Con toda tranquilidad, volvemos a concentrarnos en la acción respiratoria, cuantas veces fuere necesario). 

Práctica nº2 

Al tomar aire visualizamos un flujo de luz blanca que penetra lentamente por nuestras vías nasales. Tras retener el aire, lo expulsamos gradualmente, al tiempo que imaginamos un haz de luz negro que, tras ser expirado, se diluye en el ambiente. Repetimos el proceso durante algunos minutos. 

Simbólicamente, asociamos la luz blanca entrante a toda suerte de cualidades positivas (salud, paz, sabiduría, equilibrio, compasión…), al tiempo que la corriente de aire saliente de color oscuro representa emociones perturbadoras y negativas (ira, ansiedad, enojo, codicia, etc.). 

Práctica nº3 

Cabe una inversión del anterior ejercicio en la que tomamos aire visualizando un flujo de luz oscura (el cual simboliza la negatividad ambiental a la que diariamente estamos expuestos: conflictos, actos violentos, pensamientos y emociones tóxicos, entornos nocivos…) que penetra lentamente por nuestras vías nasales alcanzando la totalidad de nuestro cuerpo. Seguidamente, retenemos el aire durante 2 ó 3 segundos. Por último, lo expulsamos paulatinamente, a la vez que imaginamos que una corriente de luz blanca (positividad, paz, amor…) sale por la nariz, expandiéndose por completo en el entorno e impregnando a todos los seres y cosas. 

(Ahí queda eso, meditadores. Hasta pronto).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: